Si por ejemplo, tenemos abierto una hoja de Word donde estamos escribiendo, el navegador porque estamos buscando algo en internet y el correo electrónico, la forma más rápida de ir a uno o a otro no es usar el ratón sino pulsando las teclas Alt y Tab. Pulsamos con el dedo pulgar izquierdo la tecla “Alt”, sin soltarla, y con el índice izquierdo pulsaremos la tecla “Tab” pero sin dejarla pulsada sino dando y levantando el dedo, de tal forma que el resultado será que cada vez que pulsemos la tecla “Tab” nos llevará a una de las pantallas que tengamos abiertas.
Cuando estemos sobre la que queremos, soltamos las dos teclas.
Probadlo y a disfrutar un poquito más del ordenador 🙂